El 2 de octubre no se olvida… Sólo se institucionaliza

El día de hoy se ¿celebra? ¿conmemora? ¿recuerda? la masacre del 2 de octubre del 68, se cumplen 40 años del movimiento estudiantil.La fecha siempre ha sido polémica por muchas razónes, todavía existe gente que cree que todo fue una conjura comunista para derrocar al gobierno de Diaz Ordaz e imponer un gobierno bananero tipo Cuba o algo así.

Por otro lado estan las “huestes democráticas” que aprovechan la fecha para hacer un pinche desmadre como los maestros de Morelos que realizarán un paro asesorados por la APPO y los maestros de la sección 22.

Aquí el punto es qué tenemos que celebrar.

Hace 40 años las calles se vieron inundadas por un movimiento que nació de una forma muy insignificante, una pelea callejera después de un partido de futbol, pero que en poco tiempo fue creciendo y atrajo gente de todos los estratos sociales y de todas las edades, aunque en su mayoría fueron jóvenes hartos de la represión existente en la época.

Los desilusionados con los resultados de la Revolución también estaban ahí y los intelectuales que pedían un cambio en las instituciones, pedían poder decir la verdad sin problemas y no verdades incomodas como la corrupción del gobierno y la represión, sino poder decir por ejemplo que los pobres existían en México y no ser satanizados como lo fue Luis Buñuel en 1950 con su película “Los Olvidados”.

Fue un movimiento apartidista, por la simple razón de que los partidos no existían salvo el PRI, el PAN y el Partido Comunista entre otros eran meros espectadores sin voz ni voto en los momentos más fuertes de la dictadura perfecta. Tampoco fue un movimiento de izquierda aunque tuvo el apoyo de esta, ni de derecha que con reservas también lo hizo.

El 68 más que un movimiento democratizador, fue un movimiento pro derechos humanos que en ese tiempo no existían como tales, fue un movimiento que abrió los ojos a la población y que a la larga, 20 años después, llevó al país a una reflexión sobre el estado pseudoprotector que teníamos.

Lamentablemente lo importante del 68 es precisamente la represíon, si Gustavo Díaz Ordaz hubiera negociado con los estudiantes, y también estos lo hubieran hecho y no cerrarse como lo hicieron, el aprendizaje no se hubiera dado.

Hubo gente que vio la represión como la gota que derramó el vaso y el derrumbe de la esperanza para un posible diálogo con el gobierno, la mayor parte de esa gente terminó en la guerrila de los setenta que siendo sinceros no logró grandes avances, salvo los zapatistas en el 94 y eso debido a la demanda de derechos indígenas.

Otros más vieron la masacre como el inicio de una lucha que cada quien le da una fecha de victoria, el 88 de Cárdenas, el 90 con la fundación de los derechos humanos, la reforma al IFE del 96, el triunfo de Cárdenas en el 97 o las elecciones del 2000 con la llamada transición.

Pero también están aquellos que dicen que el 68 todavía les quedó a deber y no se han avanzado gran cosa.

BBC Mundo realizó varias entrevistas a académicos y participantes del movimiento en el que les pregunta Matanza de Tlatelolco: ¿cuarenta años… de qué? donde invita a opinar si es ¿De injusticia, conformismo, olvido, corrupción…? si ¿Debe la sociedad mexicana insistir en buscar responsables o es mejor aprender la lección y simplemente mirar hacia adelante? ¿vale la pena revolver en lo ocurrido tantos años atrás o es mejor pasar página?

A mi gusto es hora de pasar la página, lo que nos podía enseñar el 68 ya lo aprendimos o dejamos de hacerlo, los cambios aunque no completos ya se dieron, ahora es nuestro deber perfeccionar la estructura existente.

El 68 lamentablemente se ha institucionalizado y cada grupo intenta apropiarsela y hacerla parte de su causa. El risible que un movimiento que pedía mejor educación y maestros en las aulas se tome como bandera de los que están en contra de una Alianza, que a pesar de sus defectos y protagonistas, busca aumentar la calidad de la educación.

Es risible que la izquierda lo tome como bandera contra un gobierno que no tuvo nada que ver en la masacre.

Es risible que los miembros del partido en el poder no puedan reconocer que hubo una corresponsabilidad y omisión de ellos durante muchos años.

Es risible que se diga que el 2 de octubre no se olvida, pero sólo se recuerda cada 2 de octubre.

Así como la Revolución dio todo lo que tenía que dar, igual el 68 dio todo lo que tenía que ofrecer, aunque no todo lo que necesitamos… Lo que hace falta depende de nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: